¿Cómo sobrevivir al Socialismo del Siglo XXI?

09 abril 2009

Camaradas, tienen un problema: el Camarada Presidente resultó ser un purista y no quiere que lo sigan en sus Hummers, sino en burritos y cuadrúpedos varios, cual Apóstoles tras Jesús. ¡Pero no entren en pánico! He elaborado un pequeño instructivo para sobrellevar esta crisis ideológica.

Debo señalar que este instructivo aplica sólo para los funcionarios públicos, bien sean ricos de cuna o nuevos ricos, pues la inmensa mayoría del pueblo no tiene nada qué temer... ni nada qué comer.

Comencemos:

Desde hace unos veinte años -minutos más, minutos menos- en China hemos comprendido la importancia de los bienes materiales. El ego, esa entidad tan negada por los budistas, debe ser acariciado constantemente y los objetos, a falta de ideas brillantes, cumplen a la perfección esa tarea. Pero hay un problema: así como acarician su ego, ofenden el del resto de sus compatriotas, convirtiéndolos en resentidos sociales. Entonces, ¿qué hacer? Pues tenga en mente esto: ¡La regla de oro es parecer pobre!, o como mínimo, clase media.

Siga estos simples 10 pasos para lograrlo:

1) Prepare un kit de supervivencia del ego: coloque en un bolsillo oculto de la ropa su reloj de oro, su collar de perlas, su anillo de diamantes, su iPod y todos esos objetos que suele comprarse cada vez que cobra una comisión. Recuerde que siempre podrá ir al baño y encerrarse a acariciarlos, contemplarlos o a escuchar un rato de mala música en el último gadget reproductor de MP4.

2) Mantenga siempre a la vista una bolsa de algún auto mercado revolucionario con unos pocos productos. Complemente el cuadro manteniendo sobre su escritorio los cesta tickets de rigor y una vianda para comida, no importa si está vacía.

3) Cargue siempre a la mano un boleto del metro. Estacione la Hummer a unas dos cuadras como mínimo de su lugar de trabajo. Llegue a su oficina a pie y asegúrese de que el boleto sobresalga en el bolsillo de su chaqueta. Recuerde: esto es de cara al público, no para sus compañeros de trabajo, quienes leerán este instructivo también. No se avergüence.

4) Apague su celular. ¿No querrá que lo vean atender llamadas personales en su trabajo y para colmo en un iPhone?

5) No ostente con la ropa, además es importante que recuerde tener siempre a la mano alguna prenda que lo identifique como un auténtico revolucionario. Cargue la ropa de marca en su Hummer, pero eso sí, úsela lejos de su centro de trabajo, por ejemplo, en la exclusiva urbanización en donde compró su último apartamento.

6) Asegúrese de tener a la mano y siempre visible algún periódico oficial o de izquierdas. Intente conseguir el Gramma de Cuba, eso sería más efectivo. No se preocupe, no es necesario que lo lea, no le estoy pidiendo que acabe con una vieja tradición de funcionario público, de modo que puede mantenerlo doblado sobre su escritorio y esconder dentro de él su revista de hípica, el último número de su revista favorita de farándula o bien el catálogo de Victoria Secret.

7) Si suele salir de copas, acostumbre a beber siempre en un mismo sitio. Esto tiene un fin práctico: hágase amigo de un mesonero. Si es usted fanático del whisky 21 años, asegúrese de darle instrucciones a este mesonero para que pasee su trago de 21 años en una bandeja en la que se encuentre una botella de whisky 12 años ¡y nacional! Es necesario que todos lo noten. Este método aplica para la cerveza, el vino, el ron y hasta el agua Perrier que acostumbra tomar.

8) Visite los centros comerciales sólo cuando tenga una buena excusa que dar si lo sorprenden. Un buen momento, por ejemplo, podría ser cuando vengan los jóvenes revolucionarios de todas partes del mundo a algún Congreso Internacional de Juventudes Socialistas, o a un Foro Social. Puede decir que fue a sacarlos de allí para que asistan a las ponencias y a aleccionarlos sobre un comportamiento tan capitalista.

9) Por lo que más quiera, usted TIENE QUE ESTAR al tanto de la programación del canal del Estado. Sabemos que es prácticamente imposible para usted dejar de ver SPN, pero hay una alternativa que puede tomar: así como contrata personas para cocinar, planchar, limpiar y diversas tareas del hogar, contrate a alguien para ver el canal del Estado y pídale que le entregue un resumen de la programación diaria. Asegúrese de que haga especial énfasis en las diversas emisiones del noticiero. Sería ideal si contrata a un profesional recién egresado, preferiblemente un Comunicador Social, de esta manera se asegura que los datos que recibirá son correctos y, de paso, alivia un poco las aceras de tantos buhoneros.

10) Sustituya la palabra "compañero" por la utilitaria "camarada". También es aconsejable el uso del verbo "socializar" cada vez que tenga que enviar un documento o compartir información. Ejemplo: Camarada mensajero, socialice esta circular en la que el camarada Ministro nos invita a la marcha de este sábado en contra del Imperialismo.

Como podrán ver, son sólo diez (10) simples pasos para asegurar su supervivencia en el cargo y no morir en el intento. Recuerde siempre que "en política, la forma es el fondo" y esto es aplicable a su vida como funcionario.

Espero que este pequeño instructivo les sea de ayuda. Ah, recuerde: es "Patria, Socialismo o Muerte". Deje la joda con el "Patria, Socialismo o Whisky", mire que se le puede salir un día.

Li Hung Cuang - Comité Central del Partido Comunista Chino



0 comentarios!:

Publicar un comentario

¡Hola, ¿qué tal?! ¡Bienvenid@!

Lo siento, pero los comentarios ya no podrán ser anónimos, siempre dejan spam sobre estupideces y estoy harto de borrarlos, sin embargo, sigo sin censurar ni filtrar nada de lo que expongas, pero tendrás que identificarte :( Puedes usar el perfil en el que estés inscrito o bien usa Nombre/url para dejar tus datos... ¡y dí lo que quieras, la censura no existe aquí!

¡Gracias!