Caracas B&N

20 febrero 2012

Retomar un hábito después de muchos años de abandono es difícil, mucho más si este hábito depende directamente de una capacidad física que, lamentablemente, con la edad va disminuyendo. Este es el caso de la fotografía.

Hace unos años, armado con una maravillosa Olympus OM1, solía recorrer Caracas disparando -y enfocando- contra cualquier cosa que llamase mi atención. Mantenía en mente aquella línea de la canción Es mentira (Joaquín Sabina: Yo, Mi, Me Contigo): ...para mentiras las de la realidad / promete todo pero nada te da, y trataba de atrapar lo extraño, que siempre es lo real, en todo lo que pasaba frente a mi objetivo. Así, una pared terminaba siendo una textura; una escalera devenía perspectiva; un insecto transmutaba en monstruo; un edificio era un estorbo; un indigente era pregunta y aviso y desconcierto ...eran tiempos en que no necesitaba de mis bifocales para ver. ¡Ahora es otra cosa!

De modo que para retomar el hábito saltándome los impedimentos visuales debí optar por lo básico: una cámara sin muchas opciones para el enfoque (1, 2, 6, 10mts - infinito), dos aperturas del diafragma (F8 - F11), una velocidad de opturación (1/125 seg. y modo “B”) y sin selector de ISO... es decir, opté por ese riesgo llamado Holga. Y digo "riesgo" porque fotografiar con esta toy camera es una cuestión de cálculo y salto al vacío. No en vano su lema -y el de todas las cámaras lomográficas- es "dispara desde la cadera".

Y ya ven, de 2 royos de 120mm sólo 10 fotografías resultaron publicables, el resto o salieron muy mal o ¡simplemente no salieron! Con todo, nada como la expectativa que se genera al esperar por el revelado y las emociones (distintas para cada fotograma) que se liberan al ver el trabajo.

Seguiré, pues, foteando con mi Holga y con dos retrocámaras más de las que publicaré lo publicable: Una Rollei 35 TE de 1979 y una Pinhole (cámara estenopeica) de cartón (fabricación casera), para mayor riesgo ...¡y al carajo la fotografía digital!

Espero que les guste el trabajo

Sobre esta galería

Cámara: Holga 120 CFN
Película: Ilford HP5 Plus 120mm, ISO 400 (2 primeras filas) / Fuji Acros 120mm, ISO 100 (Última fila)
Técnica: Doble exposición en las últimas 3 imágenes
Negativos escaneados.

Las imágenes no han sido retocadas con programa gráfico alguno, sólo usé Gimp para reducir el tamaño sin alterar en nada el resultado. El borde irregular que rodea las imágenes se logró con máscaras de cartón cortadas irregularmente y adheridas al interior de la cámara. En el caso de las 2 primeras filas, una de estas máscaras llevaba adherido un pequeño pedazo de vinilo transparente en el cual escribí mi nombre con una máquina de escribir... ¡fue un mal experimento!